Áreas protegidas

Áreas Protegidas en Paraguay

Las áreas protegidas están bajo el manejo de la Sinasip (Sistema nacional de áreas silvestres protegidas del Paraguay), dependiente de la SEAM (Secretaría del Ambiente).

En Paraguay, las áreas protegidas, se clasifican en las siguientes categorías

  • Parque nacional
  • Paisaje protegido
  • Reserva biológica
  • Reserva de biosfera
  • Refugio biológico
  • Monumento natural
  • Reserva ecológica
  • Reserva de recursos manejados
  • Refugio de vida silvestre
  • Reservas naturales privadas

Ubicación de las Áreas Protegidas

En el departamento Central. Parque Nacional Ypacaraí, el monumento natural de Cerro Kõi en Areguá y el Parque Nacional Lago Ypoá en territorio compartido con Paraguarí y Ñeembucú.

En el departamento de Paraguarí. Parque Nacional Ybycuí, la eco-reserva Mbatoví, el Monumento Nacional macizo Acahay.

En el departamento de Alto Paraná. Reserva natural Tatí Yupí en Hernandarias, el Parque Municipal Saltos del Monday y el Monumento científico Moisés Bertoni en Presidente Franco.

En el departamento de Canindeyú. Refugio biológico binacional del Mbaracayú, el refugio biológico Carapa y la Reserva natural del bosque Mbaracayú.

En el departamento de Amambay. Parque Nacional Cerro Corá, importante además por su valor histórico.

En la región Occidental. El Parque Nacional Agripino Enciso, en el departamento de Boquerón y el Parque Nacional Defensores del Chaco en Alto Paraguay.

Características de las Áreas Protegidas

1- PARQUE DEFENSORES DEL CHACO

Creado por el Decreto 16.806, del Poder Ejecutivo, del 6 de agosto de 1975. Posee una superficie de 780.000 hectáreas, localizado entre la latitud 19º 45' y 20º 45' sur, y la longitud 59º 30' y 61º 10' oeste, en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón.

Garantiza la conservación de procesos ecológicos y evolutivos en sus diferentes comunidades naturales y el mantenimiento de poblaciones viables de especies consideradas en peligro de extinción. A nivel mundial, se considera como una prioridad la conservación de los bosques secos tropicales.

El macizo Cerro León: rasgo resaltante en la gran planicie chaqueña. Es una formación montañosa de unos 40 km de diámetro, con una altura máxima de 600 metros sobre el nivel del mar.

La vegetación es predominantemente xerófita (seca). Entre los arbustos se destaca el guaigui pire. Los árboles más notables son: quebracho blanco, coronillo, samu'ũ Blanco, palo santo, guayacán, trébol y varias especies de algarrobo. También hay numerosas especies de cactáceas y de clavel del aire.

Es importante para la protección de grandes mamíferos, tales como los pecaris del Chaco, los tapires del Brasil y los jaguares. La lista de fauna del parque es impresionante, incluye además de los citados: guanaco, puma, gato de Geoffrey, ocelote, yaguarundí, zorrino, tamanduá, diferentes especies de pecarí, armadillo y mono de la noche, entre otros.En cuanto a la lista de aves, se puede citar el buitre rey, el ñandú, la amazona, haviru y charata. Aunque es limitado el inventario de aves, se evidencia un área con ensamblaje único de especies. Los reptiles que abundan son la cascabel, el caimán de boca ancha, el teju guazu y las tortugas.

2- PARQUE NACIONAL TINFUNQUÉ

Creado por el Decreto 18.205, del 4 de mayo de 1966. Superficie: 280.000 hectáreas.

Ubicación geográfica: Departamento Presidente Hayes.
Latitud: 24º 15' S. Longitud: 59º 30' W.
Ecorregión: Bioma 12 - Llanura de inundación del Río Pilcomayo.

Rasgos naturales y aspectos relevantes:
El área bordea la margen paraguaya del Río Pilcomayo y ocupa un sector que permanece inundado durante gran parte del año, actualmente casi seco por el desvío del río Pilcomayo, pero en proceso de reversión por las tareas de recuperación realizados en la cuenca alta del citado río.

El otro sector lo constituyen vastas llanuras secas con una cubierta vegetal formada por gramíneas y arbustos.

Constituye un refugio para la reproducción de varias especies de fauna silvestre amenazada (ñandú, yacaré, tortuga, yaguareté).

La ganadería extensiva ocupa o se desarrolla en la mayor parte del área protegida.

La cacería en sus diversas modalidades y las quemas para pasturas son constantes.

3- PARQUE NACIONAL PASO BRAVO

Es único por sus características y constituye la mayor área protegida dentro de la ecorregión del Cerrado en Paraguay. El Parque Nacional Paso Bravo fue creado en 1998, por decreto del Poder Ejecutivo, con una extensión de 93.612 hectáreas. Está localizado en el departamento de Concepción, al este del río Paraguay y al sur del río Apa, a unos 180 kilómetros al norte de la capital departamental.

El cerrado se caracteriza por su suelo pobre en nutrientes, pero rico en hierro, en el cual se desarrollan pequeños árboles de troncos torcidos y de hojas gruesas, esparcidos en medio de una vegetación rastrera, que a su vez se mezcla con bosques en galerías e islas de bosques.

Diversificando la fisonomía vegetal, aparecen cinturones de bosques en galería acompañando los causes de los arroyos Quien Sabe, Paso bravo y Blandengue, y del río Apa, de donde sobresalen los árboles de inga, jatái y palo blanco. Se observan también islas de bosques donde predominan los yvyra hũ, los yvyrapytã, el incienso colorado, el kirandy, el trébol, el urunde'y-mí, además de orquídeas de gran belleza.

La fauna del Parque Nacional Paso Bravo es rica y variada en especies. Alberga al 48% de los mamíferos silvestres conocidos en el país. La cuenca del río Apa registra 103 variedades de peces y existen, por lo menos, 428 especies de aves.

Varios animales silvestres de la región están en peligro de extinción, como el puma, el yaguareté y el aguara guasu debido a la fragmentación de sus hábitats, pues estas especies requieren grandes superficies para asegurar su supervivencia.

Entre los reptiles, la boa constrictora o mbói ro'y y el yacaré ovéro se consideran amenazados y figuran en el libro Fauna Amenazada del Paraguay.

La conservación de la flora y la fauna se ve afectada por prácticas forestales de caza y recolección incompatibles con la preservación de las especies, tales como incendios provocados, superficies reducidas del área de protección y el comercio ilegal.

4- PARQUE NACIONAL YPOA

Creado por el Decreto 13.681, del 29 de mayo de 1992.
Superficie: 100.000 ha.
Ubicación geográfica: Departamentos Central, Paraguarí y Ñeembucú, latitud 26° 03´, longitud 57° 33´.
Ubicación biogeográfica: Provincia biogeográfica: Gran Chaco (Udvardy) Ecorregión Ñeembucú.

Existen en el área extensos esterales y embalsados, alternados con bosques en suelo saturados, arroyos bosques semicaducifolios, bosques en islas, sabanas, roquedales y varias lagunas aparentemente conectadas entre sí. Ofrece muy buenos hábitats para vida silvestre.

La ocupación humana del área es muy antigua, muestra de ello es el sector este, donde se encuentran restos de fogones y asentamientos hechos por habitantes primitivos. La comunidad mbyá guaraní está asentada en el área desde épocas anteriores.

5- PARQUE NACIONAL TENIENTE AGRIPINO ENCISO

Creado por el Decreto 15.936, del 21 de mayo de 1980.
Superficie: 40.000 ha.
Ubicación geográfica: Departamento de Boquerón.
Latitud: 21º 05' S. Longitud: 61º 08' W.

Ubicación biogeográfica:
Rasgos naturales y aspectos relevantes: Paisajes típicos del Chaco seco que, debido al déficit hídrico, presentan una vegetación xerófila caracterizada por el bosque denso, espinoso e impenetrable; dominado por quebrachales de quebracho blanco y samu'ũ. En cuanto a la fauna se destacan una gran variedad de especies, algunas de ellas en peligro de extinción.

El área posee picadas y trincheras que datan de la Guerra del Chaco (1932 - 1935).

Actualmente el área recibe muy poca presión debido a la baja densidad poblacional; pero la degradación de la zona de amortiguamiento va en aumento como consecuencia de una producción ganadera extensiva y del cultivo de jojoba sin bases de sostenibilidad.

6 - PARQUE NACIONAL RIO NEGRO

Ubicado en el ecotono Chaco/Pantanal (30.000 hectáreas), extremo noreste del país - departamento de Alto Paraguay; está en proceso de ser legalmente establecido, es uno de los más sorprendentes en el Paraguay, contiene ecosistemas tradicionales entre la sabana del Chaco y el Pantanal.

El lugar ha sido declarado sitio RAMSAR (basado en la Convención Internacional de Protección a los Humedales); es globalmente único porque conservará la transición entre los ecosistemas del Chaco y del Pantanal. Es un área importante para la migración de aves durante el invierno boreal y es igualmente importante para la conservación de los mamíferos amenazados, como el lobo de crines y el venado.

La cobertura del bosque de este parque incluye especies tales como el quebracho blanco, samu'ũ y cactáceas. Los arbustos comunes son el duraznillo y bungavilla. Otras especies que se encuentran son mistol, palo santo, labón, algarrobillos y guayacán. La zona de transición está dominada por especies tales como quebracho colorado, yvyra ita, palo blanco y labón.

El área del Pantanal forma parte de una importante ruta de migración/sitio de parada para unas 32 especies de aves migratorias. La cacería para la subsistencia y la cacería comercial, particularmente de jacaré, la cacería de jaguaretey pumas está muy extendida y puede, a largo plazo, determinar la desaparición de dichas especies.

7 - PARQUE NACIONAL CAAGUAZU

Creado por el Decreto 20.933, del 23 de febrero de 1976 y ampliado por Decreto 5.137 de 1990.

Actualmente recibe el nombre de Parque Nacional Caazapá.

Superficie: 16.000 ha.
Ubicación geográfica: Departamento de Caazapá, latitud 26° 04´, longitud 55° 45´.

Abarca parte de la cordillera de Caaguazú, que es la divisoria de la cuenca del Río Paraguay y Paraná. Se identificó la existencia de 150 especies de aves, de las cuales 53 se encuentran con algún tipo de amenaza para se supervivencia. Entre los mamíferos están identificadas 18 especies, de las cuales 14 están amenazados.

8- PARQUE NACIONAL YPACARAÍ

Creado por el Decreto 5.686, del 7 de mayo de 1990.

Superficie: 16.000 ha.
Ubicación geográfica: Departamento Central y Cordillera, latitud 25° 15´, longitud 57° 20´.

Las comunidades terrestres presentes son los bosques semicaducifolio medio. La sabana arbolada de la Copernicia alba (palmares de karandy). Entre las comunidades acuáticas se destacan la laguna (Lago Ypacaraí) y el río Salado, los arroyos y las nacientes. En relación con las comunidades palustres se encuentran esteros con vegetación arbustiva, arbolada y embalsados.

Caracterizan el área las urbanizaciones, las industrias, la infraestructura turística y sus consecuencias: deshechos contaminantes que llegan al lago, destrucción de hábitats y la alta carga turística sobre el área principalmente en la época de verano.

9- PARQUE NACIONAL CERRO CORA

Fue creado por el Decreto 20.698, del 11 de febrero de 1976, con una superficie de 12.038 ha. Se halla ubicado en el departamento de Amambay.

Protege nuestras muestras representativas de la vegetación de la ecorregión Amambay, que corresponde a la provincia biogeográfica de bosque lluvioso brasileño, según la clasificación de Udvardy.

Para acceder al Parque Nacional Cerro Corá desde Asunción se sigue la ruta II que va hasta la ciudad de Cnel. Oviedo, luego la Ruta III Gral. Elizardo Aquino hasta la Ruta V, donde se desvía a la ciudad de Yby Ya’u hacia el noroeste, llegando al acceso de la administración del Parque, quedando a unos 41 km antes de la ciudad de Pedro Juan Caballero.

El Parque Nacional Cerro Corá preserva la rica historia de la última batalla de la Guerra contra la Triple Alianza (1864 - 870).

En este lugar, el Mcal. Francisco Solano López ofreció su vida en defensa de la patria el 1° de marzo de 1870, a orilla del arroyo Aquidabán Nigui. Los monumentos en la zona perpetúan la memoria de la gran batalla.

En siglos anteriores, los vikingos aparentemente habitaron esta región, dejando algunos rastros de su cultura. El Parque Nacional Cerro Corá protege algunas inscripciones en los paredones del cerro Tuyá. Además, algunos de los Cerros contienen parte de la cultura antigua de la parcialidad indígena pai tavy tera donde también aparecen algunas inscripciones en las paredes de los mismos.

10- PARQUE NACIONAL YBYCUÍ

Fue creado por el Decreto 32.772, del 16 de mayo de 1973, con una superficie de 5.000 ha. Y se halla ubicado en el departamento de Paraguarí a 30 km de la ciudad de Ybycuí a 150 km de Asunción. La temperatura y la precitación media anual en la región de donde se halla sentado el Parque nacional es de 22° C y 1500 mm respectivamente. Para acceder al Parque Nacional de Ybycuí desde Asunción se sigue la Ruta I que va hacia el sur, a Encarnación, se desvía en la ciudad de Carapeguá hacia el este hasta Ybycuí, en esta ciudad se toma un desvío hacia el sur, y por una ruta asfaltada se llega al Parque.

Se presentan algunos afloramientos de rocas correspondientes al grupo de la cordillera de Caacupé, formaciones Paraguarí, Cerro Hú y Tobatí, constituidas por areniscas sedimentarias formadas en el silúrico, hace aproximadamente 400 millones de años. Sobre estas rocas se hallan suelos de texturas gruesas, muy arenosos y pedregosos, a excepción de las zonas bajas, donde en campos y esteros se acumulan depósitos de arena muy fina y arcilla.

En la zona se encuentran asentadas las ruinas reconstruidas de la primera fundición de hierro del Paraguay y de Sudamérica, conocida con el nombre de "La Rosada". La misma funcionó por espacio de 18 años, desde 1850 hasta 1868, año en que fue destruida por las tropas uruguayas y brasileñas durante la Guerra contra la Triple Alianza.

11- PARQUE NACIONAL ÑACUNDAY

Creado bajo la categoría de bosque Protector por el Decreto 17.071 de Agosto de 1975 y ampliado por el Decreto 16.146 del 18 de enero de 1993.

Superficie: 2.000 ha.
Ubicación geográfica: Departamento de Alto Paraná, latitud 26° 03´, longitud 54° 42´.
Ubicación biogeográfica: Bosque lluvioso Brasileño (Udvardy). Ecorregión: Alto Paraná (CDC).

Reúne una de las últimas muestras del bosque alto semicaducifolio, característicos del Altos Paraná. También protege al Salto Ñacunday de la gran belleza escénica, como así mismo algunos cursos y nacientes de agua y un tramo del río Ñacunday. Debido a las esporádicas y no con datos biológicos sistemáticos, se estima que existen diversas especies de aves, reptiles y anfibios acuáticos. Asimismo, el área contendría especies mamíferos pequeños. Se estima que en el área ya no se encuentran especies raras o en peligro, ni características.

12- RESERVA SAN RAFAEL

El paisaje de bosques subtropicales envueltos en una espesa niebla, donde sobresalen gigantescos árboles de lapacho, es único. Es la última masa compacta de bosque de todo el Paraguay. Se trata de la Serranía de San Rafael, declarada Parque Nacional en 1992, y luego, en marzo de 2002, elevada a la categoría de Reserva de Recursos Manejados.

Posee 73.000 hectáreas y constituye la mayor área silvestre protegida en la ecorregión Bosque Atlántico Alto Paraná en el Paraguay. Se encuentra además dentro de la mayor cuenca de reservorios de agua dulce de Sudamérica, el Acuífero Guaraní.

Está ubicada al sur del departamento de Caazapá y al norte de Itapúa. Abarca nueve distritos, Tavaí, San Juan Nepomuceno y Yuty del departamento caazapeño y San Rafael del Paraná, Tomás Romero Pereira, Edelira, Itapúa Poty, Alto Verá y San Pedro del Paraná. El acceso a la Reserva es más fácil por Itapúa gracias a la infraestructura vial existente, ya que por el oeste no hay buenos caminos.

En la reserva no sólo son protagonistas los recursos naturales (ríos, fauna y flora), sino también las comunidades indígenas que conviven con la naturaleza, como los mbya guaraní, las colonias de campesinos agricultores y los grandes establecimientos agropecuarios.

El Bosque Atlántico Alto Paraná es una de las ecorregiones más exuberantes desde el punto de vista biológico. Sus bosques húmedos conforman un claro y definido centro endémico para muchos grupos de flora y fauna que no pueden ser encontrados en ninguna otra parte del mundo. Lamentablemente, el Bosque Atlántico Alto Paraná se ha convertido en un sitio de constante conflicto debido a la necesidad de conservarlo y las prácticas incompatibles con su preservación como la agricultura mecanizada y la sobreexplotación forestal.

Con respecto a la flora, en la Reserva se han identificado, hasta el momento 282 especies. Allí se encuentran plantas medicinales que representan el 52% del total de la flora medicinal considerada amenazada a nivel nacional. Con respecto a la fauna, se puede afirmar que es una de las zonas más importantes para la preservación de las aves del Neotrópico, con un total de 329 especies de aves registradas. Los anfibios y reptiles son también numerosos, así como los peces. Los mamíferos silvestres están representados por 61 especies. Entre ellos: tapir, chancho de monte, tigre, puma, carpincho, armadillos, zorros y liebres. La pérdida de sus hábitats, la contaminación de las aguas y, principalmente, la cacería, hicieron que sus poblaciones se reduzcan considerablemente.

13- RESERVA DE YBYTYRUZU

Creada por el Decreto 5.815 del 17 de mayo de 1990, a 174 km de Asunción, se caracteriza por su belleza escénica de cerros encadenados.

Superficie: 30.000 ha.
Ubicación Geográfica: Departamento: Guairá, latitud 25° 50´, longitud 56° 15´.

En el área se encuentran nacientes de agua y bambuzales, bosques semicaducifolio y más de 10 arroyos permanentes e intermitentes, además presenta una gran belleza escénica.

Posee una buena diversidad florística que en conjunto ofrece hábitats propicios para la fauna amenazada. Asimismo, estudios preliminares desde el punto de vista entomológico. Desde el punto de vista cultural, existen inscripciones rúnicas y numerosos elementos antropológicos.

14- REFUGIO DE VIDA SILVESTRE YABEBYRY

Creado por el Decreto 16.147 del 18 de enero de 1993.

Categoría: Refugio de Vida Silvestre
Superficie: 30.000 ha.
Ubicación geográfica: Departamento de Misiones, latitud 27° 10´, longitud 57° 00´.

Tiene una amplia gama de comunidades naturales como lagunas, estérales en suelo saturado arroyos y bosques en Islas. Se encuentran especies de la fauna amenazada como el ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus).

Existen lugares presionados, especialmente hacia el Este y el Oeste, donde se realiza agricultura y ganadería dentro de los límites del Refugio, como así también es una gran parte de la zona de amortiguamiento.

15- RESERVA NATURAL DEL BOSQUE MBARACAYÚ

La Reserva del Mbaracayú, en sus casi 65.000 hectáreas, incluye muestras representativas de dos ecosistemas que en la actualidad implican prioridades de conservación en el ámbito mundial.

  1. El Bosque Atlántico Interior o Selva Paranaense, que forma parte de una unidad mayor, el denominado Bosque Atlántico (BA), el cual se halla distribuido en Brasil hasta la Costa Atlántica brasileña, noreste argentino y este de Paraguay;
  2. El Cerrado, que se encuentra representado, aunque en menor porcentaje que el Bosque Atlántico, en la porción noreste de la Reserva, también compartida con el Brasil. Están registradas 114 plantas de importancia económica, incluyéndose entre ellas a la cotizada yerba mate (Ilex paraguaiensis) y otras con aplicaciones medicinales, aromáticas, comestibles, forrajeras, ornamentales, que indican la alta potencialidad del bosque como "banco genético". La Reserva protege 21 especies botánicas consideradas en peligro de extinción en el Paraguay, resaltando el helecho arborescente (Alsophyla atrovirens), la Calaguala (Anthurium plowmanii), la peroba (Aspidosperma polyneuron), el Ca’avotory (Phyurus sp.), entre otras. Estos ecosistemas engloban a su vez una amplia diversidad de comunidades naturales: bosques de tamaño y composición variables, pastizales, sabanas con distintos grados de cobertura leñosa, lagunas, pastizales en suelos inundados, cuevas, ríos. Igualmente una importante área de la Cordillera del Mbaracayú se encuentra protegida dentro de la Reserva.

El ecosistema predominante es el bosque subtropical húmedo, asentado en su mayor parte sobre suelos arenosos, frágiles, poco fértiles y de aptitud netamente forestal. Aproximadamente un 80% de la Reserva se halla cubierto de bosques con ejemplares arbóreos de hasta 35 metros de altura.

La flora en el bosque Mbaracayú es diversa y despliega una riqueza de brillantes colores en flores y frutos. Es hábitat de varias especies forestales como el lapacho (Tabebuia sp.), cedro (Cedrela fissilis), guatambu (Balfourodendron riedelianum), peterevy (Cordia tricótoma), kurupa'y (Piptadenia sp.), yvyrapytã (Peltophorum dubium), etc.

Entre los representantes de la fauna silvestre amenazada de extinción, los que están siendo protegidos en la Reserva, se encuentran el jaguarete (Panthera onca), mborebí o tapir (Tapirus terrestris), aguará guasu (Chrysoncyon brachyrus), jagua yvyguy (Speothos venaticus), nutria o lobope (Lutra longicaudis), tatú carreta (Priodontes maximus), etc. Además, dos especies de monos, cinco de felinos, cuatro de armadillos y una considerable diversidad de micromamíferos hacen del Bosque Mbaracayú un santuario para la fauna. También deambulan por el área más de 400 especies de aves, que representan aproximadamente el 60% de las citadas para el Paraguay. Entre las mismas se destacan el gua'a pytá o papagayo rojo (Ara chloroptera), el yruvu ruvicha o buitre real (Sarcoramphus papa), el jacupeti (Pipile jacutinga), el carpintero de cara canela (Dryocopus galeatus) y otras que igualmente están amenazadas de extinción y que encuentran una segura protección en los bosques del Mbaracayú. El mítico y casi extinto pájaro campana (Procnias nudicollis) se constituye en un verdadero símbolo del lugar, pues su canto se oye frecuentemente en el área. Los humedales ofrecen condiciones propicias a 2 especies de caimanes: el Yacaré hũ (Caimán yacaré) y el Yacaré ovéro (Caimán latirostris). Entre los anfibios, podemos mencionar la presencia de unas 20 especies.

Estudios de la diversidad de mariposas llevados a cabo en la Región Oriental del Paraguay, revelan que el Mbaracayú cuenta con la mayor diversidad a nivel regional. Del mismo modo se han registrado 219 especies de hormigas.

Áreas silvestres protegidas de dominio público

Parque Nacional Reserva de recursos manejados Monumento natural Monumento científico Reserva Ecológica Paisajes protegidos Otras categorías
Defensores del Chaco
Tte Agripino Enciso
Médanos del Chaco Cerro Corá
Lago Ypoa
Ybycuí
Caazapá
Paso Bravo
Bella Vista
Tinfunqué
Río Negro
Serranía San Luís
Cerro Cristo Rey
Ñacunday
Salto del Guaira
San Rafael
Ybytyruzú
Lago Ypacaraí
Macizo Acahay
Cerro Koi y Chaorori
Cerro Cabrera Timané
Cerro Chovoreca
Laguna Blanca
Isla Susu
Laguna Méndez y Laguna Sisi
Caverna Kamba Hopo
Tres Cerros Cavernas 14 de Julio y Santa Caverna
Cerro Morado Caverna Ycua Pa'i
Caverna Santa Elena
Moisés Bertoni Capiibary
Banco San Miguel y Bahía de Asunción
Cerro Dos de Oro
Ycua Bolaños
Cerro Kavaju
Arroyo Yukyry
Zona Nacional de Reserva Cerro Lambaré Reserva Nacional Kuri'y
Reserva Natural Municipal Huasipango
Reserva para Parque Nacional Isla Carrizal
Reserva para Parque Nacional Carrizales del Paraná
Jukyty Guasu

Áreas silvestres protegidas privadas

Reserva Natural Paisajes protegidos Reservas de Entidades Binacionales Reserva de la Biosfera Sitios Ramsar
Reserva Natural del Bosque Mbaracayú
Reserva Natural Arroyo Blanco
Reserva Natural Morombi
Reserva Natural Ypeti
Reserva Natural Tapyta
Reserva Natural Kai Rague
Reserva Natural Toro Mocho
Reserva Natural Cabaña El Carmen
Reserva Natural Palmar Quemado
Reserva Natural Ñu Guasu
Reserva Natural Punie Pasoi
Reserva Natural Cerrados del Tagatiya
Reserva Natural Tagatiya-mi
Reserva Natural Yaguarete Pora
Reserva Natural Tabucai
Reserva Natural Lote 1
Reserva Natural Maharishi
Reserva Natural Estancia Salazar
Reserva Natural del Bosque Ybyraty
Reserva Natural Guyrati
Reserva Natural Laguna Blanca Paso Kurusu
Reserva Natural Maharishi II
Reserva Natural Riacho Florida 2
Reserva Natural Arcadia
Reserva Natural Itakyry
Reserva Natural Yguasu
Reserva Natural Estrella
Reserva Natural Piro´y
Reserva Natural Arrecife
Reserva Natural Gayacan I, II y III
Reserva Natural Tapiracuai
Reserva Natural La Morena
Reserva Natural El Ceibo
Reserva Natural Villa Josefina
Reserva Natural del Bosque Arary
Reserva Natural Cuenca del Arroyo Tacuary (Chopy Sa'yju)
Reserva Natural Presa Lateral Derecha (Guasu Puku)
Reserva Natural Arroyo Aguapey
Saltos del Monday Refugio Biológico Tati Yupí
Refugio Biológico Mbaracayú
Reserva Biológica Itabó
Reserva Biológica Limoy
Reserva Biológica Yacyreta
Reserva Natural Carapá
Reserva Natural Pikyry
Refugio de Vida Silvestre Yvytu Rokai
Gran Chaco
Cerrado del Río Apa
Mbaracayú
Tinfunqué
Río Negro
Ypoa
Chaco Lodge
Laguna Tte. Rojas Silva
Estero Milagros

ÁRreas Silvestres protegidas

La Ley Nº 352/94 DE ÁREAS SILVESTRES PROTEGIDAS en su Art. N° 4 estabelece que: Se entiende por Área Silvestre Protegida toda porción del territorio nacional comprendido dentro de límites bien definidos, de características naturales o seminaturales, que se somete a un manejo de sus recursos para lograr objetivos que garanticen la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente y de los recursos naturales involucrados.

El Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Paraguay (SINASIP) es el conjunto de Áreas Silvestres Protegidas de relevancia ecológica y social, a nivel internacional, nacional y local, bajo un manejo ordenado y dirigido que permite cumplir con los objetivos y políticas de conservación establecidos por el gobierno paraguayo, según el Artículo 5º de la Ley de Áreas Silvestres Protegidas.

Objetivo:

El objetivo permanente del Sistema Nacional de Áreas Protegidas-SINASIP es la preservación ambiental de extensiones del territorio nacional que contengan muestras representativas de paisajes y de la diferentes regiones biogeográficas y ecológicas del país, con el fin de mantener la diversidad biológica, asegurar el equilibrio y la continuidad de los procesos evolutivos y ecológicos, conservar el flujo y los materiales genéticos y restaurar sistemas degradados para las futuras generaciones.

Importancia del SINASIP en la Economía:

Prácticamente el 80% de su Producto Interno Bruto se relaciona directamente a sectores como la generación hidroeléctrica y agricultura, los cuales dependen en buena medida del funcionamiento de algunos de los servicios ambientales que se generan dentro del SINASIP, tales como el equilibrio de los regímenes hídricos, regulación climática, polinización, y en términos generales el mantenimiento de la base material sobre la cual se asientan las principales actividades productivas del país.

Cada Área Protegida cuenta con una categoría de manejo asignada por Ley o Decreto de creación de la Nación, y se encuentran inscriptas en el Registro Nacional del SINASIP.

Las categorías de manejo pueden ser: de ser de estricta protección, de uso flexible y de uso especial, con el fin de permitir un gradualismo en el manejo de las áreas silvestres protegidas, la misma puede ir desde la protección más absoluta hasta el uso limitado de las potencialidades de los recursos naturales.

Las categorías de manejo de estricta protección sólo son signadas aquellas áreas silvestres protegidas de propiedad de dominio público.

Las categorías de manejo de estricta protección son las:

Reservas Científicas, los Parques Nacionales y los Monumentos Naturales.

Las categorías de manejo de uso flexible son:

Los Refugios de Vida Silvestre, los Paisajes Protegidos, las Reservas de Recursos Manejados y las Reservas de Biosfera.

Son consideradas como categorías de manejo especial:

Las Reservas Ecológicas y las Reservas Naturales.

La categoría de manejo Reserva Natural de uso exclusivo de las Áreas Silvestres Protegidas bajo dominio privado.

Las categorías de manejo se clasifican en:

  1. Categoría I Reserva Científica.

    - Características: aquellas áreas naturales con ecosistemas que contienen rasgos geomorfológicos destacados o representativos, como así mismo especies de fauna y flora, y que bajo protección integral y estricta son destinados a la investigación científica y el monitoreo ambiental.

    1. En lo posible no poseen ningún asentamiento humano o en todo caso el área se encuentra en proceso de despoblamiento;
    2. La Investigación Científica será la única actividad permitida;
    3. El inmueble sobre el que se asienta el área es propiedad pública; y
    4. La Administración es exclusiva de la Autoridad de Aplicación.
  2. Categoría II Parque Nacional

    - Características: son aquellas áreas naturales con ecosistemas que contienen rasgos geomorfológicos destacados, como así mismo especies representativas de una región natural y que bajo protección son destinadas a la investigación, la educación y el turismo en la naturaleza.

    1. El uso público controlado, que incluye actividades de recreación, turismo e investigación científica;
    2. La realización de actividades tendientes al mantenimiento de Servicios Ambientales,
    3. El inmueble sobre el que se asienta el área es de propiedad pública;
    4. La Administración es exclusiva de la Autoridad de Aplicación; y
    5. Las poblaciones que se encuentran dentro, y hacen uso tradicional de los recursos del área a través de actividades consideradas sustentables.
  3. Categoría III de Monumento Natural.

    - Características: aquellas áreas que contienen características o rasgos naturales o culturales únicos y de valor cultural destacado y que bajo protección son destinadas a la investigación científica y la recreación cuando las condiciones lo permitan.

    1. Permitir la realización de actividades tendientes a la conservación de aspectos paisajísticos específicos como Cataratas, Cavernas, Elementos extra zonales, Cráteres, Dunas, Especies de Flora y Fauna;
    2. En lo posible no poseerán ningún tipo de asentamiento humano o en todo caso el área se encontrará en proceso de despoblamiento;
    3. Se permitirá la investigación científica y la actividades de educación siempre y cuando el recurso protegido así lo permita;
    4. El inmueble sobre el que se asienta el área es de propiedad pública;
    5. La utilización de la categoría es exclusiva de la Autoridad de Aplicación
    6. La Administración puede no ser exclusiva de la Autoridad de Aplicación, a través de un comanejo.
  4. Categoría IV Refugio de Vida Silvestre.

    - Características: son aquellas áreas preferentemente naturales destinadas a la conservación de especies y ecosistemas a través del manejo activo.

    1. Poseer intervención humana activa para el manejo de las especies y los hábitat incluidos en el área;
    2. Debe contener poblaciones de especies de vida silvestre susceptibles de ser sometida a manejo;
    3. El grado de alteración de los recursos debe ser mínimo. En los casos de ecosistemas o hábitat los mismo deben estar en el mejor estado de conservación posible;
    4. Una mínima presencia de asentamientos humanos y cuyas actividades se encuadrarán en el Plan de Manejo respectivo;
    5. La realización de actividades tendientes al mantenimiento de servicios ambientales, a la investigación científica y a la educación; y
    6. La administración del área puede ser ejercida por la Autoridad de Aplicación o por terceros, bajo fiscalización de la misma.
  5. Categoría V Paisajes Protegidos.

    - Características: son aquellas áreas naturales destinadas a la protección de paisajes terrestres, acuáticos y la recreación.

    1. La posesión de elementos naturales de importante belleza escénica;
    2. La realización de actividades tendientes a la conservación de paisajes y la recreación;
    3. Se permite la existencia de asentamientos humanos;
    4. La realización de actividades tendientes al mantenimiento de servicios ambientales, de estilos de vida o formas productivas tradicionales y de turismo;
    5. El o los inmuebles sobre los que se asienta el área pueden ser de propiedad pública o privada, como también las de dominio público o privado municipal;
    6. La administración del área puede ser ejercida por la Autoridad de Aplicación o por terceros, bajo fiscalización de la misma.
  6. Categoría VI Reserva de Recursos Manejados.

    - Características: son áreas que permiten conjugar el mantenimiento de la diversidad biológica con la utilización sustentable de los ecosistemas y sus componentes.

    1. Poseer como mínimo 50 % de la superficie con mínimas alteraciones antrópicas, o en condiciones naturales;
    2. Se permiten asentamientos humanos. La producción debe ser a través de sistemas ambientalmente compatibles, fomentando la producción sustentable;
    3. La realización de actividades tendientes al mantenimiento de Servicios Ambientales;
    4. El o los inmuebles sobre los que se asienta el área pueden ser de propiedad pública o privada; como también las de dominio público o privado municipal;
    5. La administración del área puede ser ejercida por la Autoridad de Aplicación o por terceros, bajo fiscalización de la misma.
  7. Categoría Especial: Reserva Ecológica.

    - Características: son aquellas áreas naturales que reúnen las características de una reserva científica o de un parque nacional, pero que por motivos diversos, como ser entre otros, el tamaño, la tenencia de la tierra, la forma y el grado de alteración no califican para ser incluidas dentro de las categorías citadas.

    1. No persigue la producción, pero pueden realizarse ciertas actividades productivas en concordancia con las particularidades y características del área;
    2. La realización de actividades tendientes al mantenimiento de Servicios Ambientales;
    3. La realización de actividades tendientes a la restauración de ecosistemas;
    4. Puede tener asentamientos humanos;
    5. El o los inmuebles sobre los que se asienta el área pueden ser de propiedad pública o privada, como también las de dominio público o privado municipal; y
    6. La administración del área puede ser ejercida por la Autoridad de Aplicación o por terceros, bajo fiscalización de la misma.
  8. Categoría Especial: Reserva Natural.

    - Características: son áreas naturales que asentadas sobre inmuebles de propiedad privada cuentan con muestras de ecosistemas considerados de importancia para la conservación de la biodiversidad y que al mismo tiempo sean apropiadas para la realización de actividades de producción de manera sustentable.

  9. Categoría Especial: Reserva de Biosfera.

    - Características: son aquellas áreas que permitan constituir una unidad de uso flexible que permitan la coexistencia armoniosa de diferentes modalidades de aprovechamiento y conservación, incluyendo otras categorías de manejo a su interior.

    1. El o los inmuebles sobre los que se asienta el área pueden ser de propiedad publica o privada, como también las de dominio público o privado municipal;
    2. La producción debe realizarse a través de sistemas ambientalmente compatibles, fomentando la producción sustentable;
    3. Poseer como mínimo 50 % de la superficie con mínimas alteraciones antrópicas, o en condiciones naturales;
    4. La realización de actividades tendientes al mantenimiento de Servicios Ambientales;
    5. La realización de actividades tendientes a la restauración de ecosistemas; y
    6. La administración del área será ejercida por la Autoridad de Aplicación.

    Cada Reserva de la Biosfera comprende uno o más de los siguientes elementos:

    1. Ejemplos representativos de biomas naturales;
    2. Comunidades únicas o territorios con características naturales no habituales de interés excepcional;
    3. Ejemplos de paisajes armoniosos resultantes de modalidades tradicionales de aprovechamiento de la tierra; y
    4. Ecosistemas modificados o deteriorados que se pueden restituir a un estado más natural.

    Para su manejo, se dividen en cuatro tipos de zonas:

    1. Zona Natural, Central o Núcleo;
    2. Zona de Amortiguamiento, tampón o manipulación;
    3. Zona de Recuperación, transición de restauración;
    4. Zona Cultural Estable.

Zona de Protección Absoluta

Es denominada aquella porción de un área silvestre protegida que preserva ecosistemas o sus porciones, especies de fauna y flora y fenómenos naturales, en la situación más prístina y natural posible. El objetivo del manejo de la zona, es la preservación, garantizando la evolución natural y su estado primitivo.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Protección Absoluta:

  1. La investigación científica realizada por la Autoridad de Aplicación, o a instancias de la misma, para el mejoramiento del manejo;
  2. La investigación científica realizada a instancias de terceros y fiscalizada por la Autoridad de Aplicación;
  3. Las funciones administrativas de protección y patrullaje; y
  4. Las picadas de carácter rústico para el tránsito de personal administrativo.

Usos y actividades prohibidas en la Zona de Protección Absoluta:

  1. El uso público;
  2. Las carreteras y caminos;
  3. Los vehículos motorizados; y
  4. La construcción de caminos o senderos para uso de visitantes.

Zona Silvestre de Uso Restringido

Aquella porción de un área silvestre protegida que contiene ecosistemas o sus porciones, especies de Fauna y flora, o fenómenos naturales o manifestaciones culturales, con escasa o ninguna intervención humana y lo suficientemente resistentes como para soportar un uso antrópico de baja intensidad, sin modificar sus cualidades intrínsecas.

Usos y actividades permitidas en la Zona Silvestre de Uso Restringido:

  1. La investigación científica;
  2. El uso público restringido en tanto y en cuanto el recurso natural así lo permita;
  3. Las actividades de recreación pasiva y primitiva centrada en la naturaleza en áreas seleccionadas; y
  4. La presencia de senderos rústicos para visitantes.

Usos y actividades prohibidas en la Zona Silvestre de Uso Restringido:

  1. La existencia o construcción de bancos de descanso y de basureros;
  2. La existencia o construcción de caminos;
  3. La presencia de vehículos motorizados; y
  4. Las construcciones y las infraestructuras de gran envergadura.

Zona Silvestre Manejada

Es aquella porción de un área silvestre protegida que contiene ecosistemas o sus porciones, especies de fauna y flora, fenómenos naturales y manifestaciones culturales representativas del área silvestre protegida, con o sin intervención humana y que permiten un óptimo relacionamiento entre los elementos naturales y culturales.

Usos y actividades permitidas en la Zona Silvestre Manejada:

  1. La protección, conservación y manipulación de las especies de vida silvestre y su hábitat con el fin de lograr el óptimo relacionamiento con la naturaleza;
  2. La recreación, el turismo y la educación ambiental en forma extensiva y manejada;
  3. La investigación;
  4. La construcción de infraestructura en el mínimo nivel necesario para la educación: miradores, senderos rústicos y caminos con infraestructura necesaria para la circulación tanto de visitantes como de funcionarios;
  5. La construcción de infraestructura de observación de la vida silvestre: comederos, lamederos, bebederos, cuevas, nidos artificiales; y
  6. La instalación de bancos de descanso y basureros.

Usos y actividades prohibidas en la Zona Silvestre Manejada:

  1. Las grandes aglomeraciones de visitantes; y
  2. La instalación de mesas, sillas e infraestructura para actividades de camping.

Zona de Uso Intensivo

Es aquella porción de un área silvestre protegida que contiene ecosistemas en estado natural o modificado pero que por sus características se prestan para la instalación de los servicios e infraestructuras necesarias para la realización de actividades recreativas masivas.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Uso Intensivo:

  1. La existencia de infraestructura necesaria para la recreación, la educación medioambiental y la expansión en formas masivas y con grandes concentraciones de personas;
  2. La construcción de caminos para el paso de vehículos motorizados;
  3. La construcción de centros de visitantes, kioscos, restaurantes y bares, áreas para picnic, mesas, sillas, bancos, basureros, infraestructura para parrillas de asado, áreas deportivas, tiendas de venta de recuerdos y souvenirs, área de camping, baños y servicios conexos; y
  4. Casetas y puestos de Guarda parques.

Actividades prohibidas en la Zona de Uso Intensivo:

la instalación, construcción o remoción de cualquiera de las infraestructuras mencionadas en el artículo anterior sin el permiso correspondiente de la Autoridad de Aplicación.

Zona de Servicios

Es aquella porción de un área silvestre protegida destinada al asentamiento de infraestructura básica e indispensable para el normal y correcto funcionamiento del área silvestre protegida, minimizando así el impacto ambiental y el perjuicio visual que generalmente este tipo de obras genera sobre el paisaje. Así mismo en estas zonas se podrán asentar en casos debidamente justificados aquellas estructuras, como las de servicio público y destacamentos militares, que administrativamente son independientes de la Autoridad de Aplicación y primariamente inconsistentes con los objetivos del área silvestre protegidas en sí.

La Zona de Servicios en el área silvestre protegida se determina teniendo presente la facilidad de acceso y manejo como así mismo el resguardo necesario para los encargados del área.

Los sitios donde se emplazan las zonas de servicios: sitios conflictivos, sitios de limite, vías de acceso, caminos, sitios de seguridad y otros similares.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Servicios:

  1. Las modificaciones relativamente importantes del entorno para el emplazamiento de las obras de infraestructura: movimiento de suelo, remoción de masas vegetales, construcción de cercados y vallas y represas entre otros; y
  2. La presencia de los siguientes tipos de construcciones, a modo indicativo:
    vivienda de guardaparques; oficinas administrativas; estacionamientos; torres de control; antenas de comunicación; caminos y otros servicios públicos; salas de máquinas; emplazamiento de generadores de energía; acueductos; represas; torres de tendido eléctrico o de alta tensión; pistas de aterrizaje; huertas de autoconsumo de los guardaparques; establos de animales domésticos de los guardaparques; viveros forestales; estaciones científicas o biológicas; alojamientos de investigadores; casetas de control; destacamentos y puestos militares; y embarcaderos y puertos fluviales o lacustre, entre otros.

Zona de Recuperación y Restauración

Es aquella porción de un área silvestre protegida que contiene ecosistemas o sus porciones; especies de fauna y flora; fenómenos naturales y manifestaciones culturales que han sido gravemente dañados o alterados y en donde pueden realizarse acciones directas y de intervención activa con el fin de recuperar al máximo posible las condiciones naturales del sector involucrado. Es una zonificación de carácter provisional hasta que se alcancen los objetivos previstos.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Recuperación y Restauración, aquellas que permiten detener, acelerar y revertir procesos de degradación de los recursos naturales. A modo indicativo se citan: erradicación de especies exóticas introducidas en sitios no aptos para ello, protección de plántulas de especies frágiles para su más rápido crecimiento, entre otros.

  • El acceso público a la Zona de Recuperación y Restauración está prohibido.
  • Los investigadores pueden ingresar a la Zona de Recuperación y Restauración de manera restringida, previa autorización de la Secretaría del Ambiente o Dueño del ASP.

Zona de Interés Histórico-Cultural

Son aquellos sectores del área silvestre protegida que contengan manifestaciones y evidencias históricas, arqueológicas, antropológicas, paleontológicas, culturales y naturales asociados a cualquiera de ellos, y que merezcan conservación, restauración e interpretación para el público. El objetivo de manejo de la zona es la protección del patrimonio cultural facilitando usos educativos e interpretativos acordes con los rasgos protegidos.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Interés Histórico-Cultural:

  1. La remoción de masas vegetales, movimientos de suelo y otras alteraciones menores con el fin de favorecer el objetivo de protección o investigación en la zona, de acuerdo al análisis de riesgos;
  2. La presencia de vehículos motorizados;
  3. La realización de actos públicos conmemorativos, con control de la afluencia de público, en ocasiones especiales;
  4. El turismo y la recreación siempre y cuando la fragilidad de los recursos que se encuentren en la zona así lo permitan; y
  5. La construcción de infraestructura acorde a las necesidades del recurso histórico-cultural que la zona protege o conserva.

Zona de Recuperación y Restauración

Es aquella porción de un área silvestre protegida que contiene ecosistemas o sus porciones; especies de fauna y flora; fenómenos naturales y manifestaciones culturales que han sido gravemente dañados o alterados y en donde pueden realizarse acciones directas y de intervención activa con el fin de recuperar al máximo posible las condiciones naturales del sector involucrado. Es una zonificación de carácter provisional hasta que se alcancen los objetivos previstos.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Recuperación y Restauración, aquellas que permiten detener, acelerar y revertir procesos de degradación de los recursos naturales. A modo indicativo se citan: erradicación de especies exóticas introducidas en sitios no aptos para ello, protección de plántulas de especies frágiles para su más rápido crecimiento, entre otros.

  • El acceso público a la Zona de Recuperación y Restauración está prohibido.
  • Los investigadores pueden ingresar a la Zona de Recuperación y Restauración de manera restringida, previa autorización de la Secretaría del Ambiente o Dueño del ASP.

Zona de Uso Tradicional

Son aquellas porciones del área silvestre protegida que albergan a asentamientos humanos de más de treinta (30) años de antigüedad a la fecha de establecimiento del área y cuyas actividades productivas son tradicionales, en armonía con el entorno y consideradas como sustentables. El objetivo de manejo es el de potenciar las actividades productivas de estos grupos, y al mismo tiempo prever acciones que podrían ir en desmedro de la integridad del área silvestre protegida. Sin perjuicio de otros grupos sociales que pudieran incluirse, los asentamientos indígenas serán considerados dentro de esta zona de manejo.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Uso Tradicional:

  1. Aquellos usos tradicionales que no alteren el entorno;
  2. La cacería de subsistencia por parte de los asentamientos humanos propios de la zona; y
  3. La recolección de frutos, raíces, semillas y otros productos naturales.

Zona de Producción Sustentable

Es aquellas porciones del área silvestre protegida compuesta de sectores alterados y modificados por el hombre con propósitos de producción agropecuaria, forestal y agroforestal. El objetivo de manejo es minimizar los impactos de estas actividades productivas sobre el espacio natural circundante y al mismo tiempo incentivar la transformación de las prácticas productivas hacia aquellas menos agresivas con el entorno natural.

Usos y actividades permitidas en la Zona de Producción Sustentable:

  1. La producción agropecuaria, forestal y agroforestal.
  2. El incentivo para la utilización de prácticas productivas no agresivas al medio ambiente: metodologías de conservación de suelos, curvas de nivel, abonos orgánicos, diversificación de cultivos, ausencia de agroquímicos, agricultura orgánica, sistemas agroforestales, cuidados de los recursos hídricos;
  3. La presencia de asentamiento humanos; y
  4. El incentivo a la reconversión de las prácticas agrícolas, ganaderas y forestales hacia aquellas consideradas no tradicionales.

Zona de Amortiguamiento

Son aquellos sectores ubicados perimetralmente a los límites del área silvestre protegida y que cumplen con lo establecido en la Ley 352/94 de Áreas Protegidas.

El objetivo de la Zonas de Amortiguamiento es incentivar las prácticas agropecuarias, forestales y agroforestales que tienden a reducir la fricción entre los objetivos de las áreas silvestres protegidas y los usos de las zonas aledañas. Se buscará la reconversión de las actividades productivas hacia aquellas más compatibles con el cuidado del medio ambiente.

La zona de amortiguamiento es un área sumamente importante para las ASP ya que la riqueza de la comunidad biológica (Plantas, animales y hongos) y ecológica es decir el ciclo que se desarrollan en la zona de protección absoluta podrían sufrir alteraciones que afecten al desarrollo normal de los ciclos ecológicos-biológicos, por ello las actividades que se desarrollen en dicha zona deben ser enfocadas a una producción sustentable.

Todo proyecto de obra pública o privada que afecte a un Área Silvestre Protegida o a su zona de amortiguamiento, deberá contar obligatoriamente con un Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental, previo a la ejecución del proyecto, y deberá acatar las recomendaciones emanadas del mismo.

Cabe destacar que: Las Áreas de Reservas declaradas a la fecha y las Áreas Silvestres Protegidas bajo dominio privado declaradas de acuerdo mediante Decreto del Poder Ejecutivo o Ley teniendo como requisito previo la fundamentación en una justificación técnica que contenga el diagnostico general de las características particulares de los recursos biológicos, físicos y culturales existentes en el área y de su importancia para la conservación actual y futura de los ecosistemas, los procesos ecológicos y los recursos naturales estarán exentas del pago del impuesto inmobiliario y de todo impuesto sustitutivo o adicional que se creare sobre la propiedad del inmueble rural. Lo anterior será condicionado por la reglamentación respectiva.

Fuente consultada

LEY N° 352/94 de AREAS SILVESTRES PROTEGIDAS
RESOLUCIÓN SEAM N° 200/01 "POR LA CUAL SE ASIGNAN Y REGLAMENTAN LAS CATEGORÍAS DE MANEJO; LA ZONIFICACIÓN Y LOS USOS Y ACTIVIDADES"
SECRETARÍA DEL AMBIENTE, Dirección de Áreas Silvestres Protegidas-Departamento de Planificación y Manejo